Lo primeramente querido, el fin último del hombre y su causa final. Dignidad humana y ética sin Dios en la filosofía tomista

Resultado de la investigación: Capítulo del libro/informe/acta de congresoCapítulo

Resumen

Según el ejemplo del maestro, a quien va nuestro reconocimiento y gratitud, frente a la proliferación de interpretaciones y lecturas ideológicas a la que se ha sometido la obra de santo Tomás de Aquino, este artículo sólo se propone leer lo que realmente dice sobre un tema fundamental: el fin último del hombre. Más precisamente, exponer la triple identidad entre lo primeramente querido por la voluntad, la felicidad del hombre (su fin último) y la razón por la que el hombre existe (su causa final). Son idénticos, porque los tres son Dios.
Esta identidad es la clave para dos problemas particularmente controvertidos: la necesidad ( o no) de una referencia explícita a Dios en la ética y el fundamento y medida de la dignidad del hombre.
El esquema consistirá en una breve revisión de los términos de la identidad, en orden inverso al del famoso pasaje de las Confesiones: "Nos hiciste, Señor para ti, e inquieto está nuestro corazón mientras no descanse en Ti". Pues so san Agustín parte desde la premisa teológica, en filosofía el orden es ascendente, comenzando por la evidencia empírica. Y lo más evidente es que "nuestro corazón está inquieto"...
Idioma originalEspañol (Chile)
Título de la publicación alojadaRazón y Tradición. Estudios en honor a Juan Antonio Widow
EditoresAlvaro Pezoa, José Luis Widow, Miguel Ayuso
EditorialGlobo Editores
CapítuloVII
Páginas293-315
Número de páginas22
ISBN (versión impresa)978-956-8663-22-3
EstadoPublicada - 2011

Citar esto