Job y la teología trágica de Paul Ricoeur

Resultado de la investigación: Contribución a una revistaArtículorevisión exhaustiva

3 Descargas (Pure)

Resumen

Job hace estallar la visión ética del mundo. Para ello es preciso que sea del todo justo para que el problema se plantee con toda su agudeza y surja la pregunta: ¿cómo es posible que un hombre totalmente justo sufra de un modo tan absurdo? Para Ricoeur, lo que Job acaba de descubrir es el Dios trágico. Por esa vía, más allá de cualquier visión ética, Job tiene acceso a una nueva dimensión de la fe, la fe ante lo injustificable y lo inverificable. Con su no-ciencia, Job es el único en haber "hablado bien de Dios". Su teología trágica no intenta dar razón del sufrimiento y pretende limitar las pretensiones de toda teodicea o explicación racional de Dios. El autor coincide con Ricoeur en criticar la concepción unilateral de un Dios moral que enfatiza una visión ética, penal y jurídica de la vida, pero no cree que toda noción de retribución, justicia y pena puedan ser excluidas. Considera que el libro de Job no es una tragedia e insinúa una crítica tanto el vehemente rechazo de Ricoeur de la noción de pecado original como la descalificación de toda teodicea.
Título traducido de la contribuciónJob and the tragic theology of Paul Ricoeur
Idioma originalEspañol
Páginas (desde-hasta)179-192
PublicaciónCo-herencia
Volumen9
N.º17
EstadoPublicada - 27 feb. 2013

Palabras clave

  • HUMANITIES, MULTIDISCIPLINARY
  • Teología trágica
  • justo doliente
  • lo injustificable
  • visión ética
  • el silencio de Dios

Huella

Profundice en los temas de investigación de 'Job y la teología trágica de Paul Ricoeur'. En conjunto forman una huella única.

Citar esto