Calcificación y osificación cutánea

Título traducido de la contribución: Cutaneous calcification and Ossification

Francisco Urbina*, Lilian Pérez, Emilio Sudy, Carlos Misad

*Autor correspondiente de este trabajo

Resultado de la investigación: Contribución a una revistaArtículorevisión exhaustiva

11 Citas (Scopus)

Resumen

La calcificación cutánea es un trastorno infrecuente caracterizado por el depósito de sales insolubles de calcio en la piel. Puede clasificarse en distrófica, metastásica e idiopática. La calcificación distrófica es el tipo más común y aparece en tejidos previamente dañados, asociándose a una amplia variedad de trastornos inflamatorios neoplásicos, traumáticos o a enfermedades del tejido conectivo. La variedad metastásica aparece en pacientes con niveles plasmáticos elevados de calcio y/o fósforo. En la calcificación idiopática no existen evidencias de anomalías tisulares o de metabolismo fosfocálcico; son característicos de este grupo el nódulo calcificado subepidérmico, la calcificación de los cartílagos auriculares, la calcificación miliar asociada al síndrome de Down, la calcinosis tumoral y la calcificación escrotal idiopática.

La osificación cutánea puede ser primaria o secundaria. La primera es infrecuente y no existe lesión cutánea previa; incluye a la osteodistrofia hereditaria de Albright, la heteroplasia ósea progresiva y distintas variedades de osteoma cutáneo: osteoma diseminado, osteoma en placa, osteoma solitario pequeño y osteoma miliar múltiple de la cara. La osificación secundaria aparece en lesiones preexistentes, comúnmente asociada a cicatrices, tumores y diversos procesos inflamatorios.
Título traducido de la contribuciónCutaneous calcification and Ossification
Idioma originalEspañol
Páginas (desde-hasta)255-269
Número de páginas15
PublicaciónActas Dermo-Sifiliograficas
Volumen92
N.º6
DOI
EstadoPublicada - jun. 2001

Palabras clave

  • Calcinosis
  • Calcífication
  • Ossification

Citar esto