Calcificación y osificación cutánea

Título traducido de la contribución: Cutaneous calcification and Ossification

Francisco Urbina*, Lilian Pérez, Emilio Sudy, Carlos Misad

*Autor correspondiente de este trabajo

Resultado de la investigación: Contribución a una revistaArtículorevisión exhaustiva

9 Citas (Scopus)

Resumen

La calcificación cutánea es un trastorno infrecuente caracterizado por el depósito de sales insolubles de calcio en la piel. Puede clasificarse en distrófica, metastásica e idiopática. La calcificación distrófica es el tipo más común y aparece en tejidos previamente dañados, asociándose a una amplia variedad de trastornos inflamatorios neoplásicos, traumáticos o a enfermedades del tejido conectivo. La variedad metastásica aparece en pacientes con niveles plasmáticos elevados de calcio y/o fósforo. En la calcificación idiopática no existen evidencias de anomalías tisulares o de metabolismo fosfocálcico; son característicos de este grupo el nódulo calcificado subepidérmico, la calcificación de los cartílagos auriculares, la calcificación miliar asociada al síndrome de Down, la calcinosis tumoral y la calcificación escrotal idiopática.

La osificación cutánea puede ser primaria o secundaria. La primera es infrecuente y no existe lesión cutánea previa; incluye a la osteodistrofia hereditaria de Albright, la heteroplasia ósea progresiva y distintas variedades de osteoma cutáneo: osteoma diseminado, osteoma en placa, osteoma solitario pequeño y osteoma miliar múltiple de la cara. La osificación secundaria aparece en lesiones preexistentes, comúnmente asociada a cicatrices, tumores y diversos procesos inflamatorios.
Título traducido de la contribuciónCutaneous calcification and Ossification
Idioma originalEspañol
Páginas (desde-hasta)255-269
Número de páginas15
PublicaciónActas Dermo-Sifiliograficas
Volumen92
N.º6
DOI
EstadoPublicada - jun. 2001

Palabras clave

  • Calcinosis
  • Calcífication
  • Ossification

Citar esto