LA REPRESENTACIÓN DE LA PERSONA JURÍDICA Y SU TRATAMIENTO COMO PRESUPUESTO PROCESAL

Research output: Contribution to journalArticlepeer-review

Abstract

En el presente trabajo se analiza la sentencia pronunciada por la Primera Sala
de la Corte Suprema con fecha 20 de marzo de 2019, en la causa rol n.° 20375-
2018, referida a la excepción de falta de personería o representación legal
opuesta en un juicio ejecutivo.
El fallo resulta de gran relevancia por cuanto la decisión considera, por una parte, la necesidad de que concurran los presupuestos procesales que permitan al órgano jurisdiccional pronunciarse sobre el fondo del asunto y, por otra, la interpretación pro actione, que “opera sobre los presupuestos procesales establecidos legalmente para el acceso a la justicia, impidiendo que determinadas aplicaciones o interpretaciones de los mismos eliminen u obstaculicen injustificadamente el derecho del justiciable a que un órgano jurisdiccional conozca y resuelva en derecho sobre la pretensión a él sometida”,
sin que ello suponga el deber de optar por la interpretación más favorable a la admisión de entre todas las posibles de las normas que la regulan.
Original languageSpanish (Chile)
Pages (from-to)183-191
JournalRevista Chilena de Derecho Privado
Issue number32
StatePublished - 2019

Cite this